¡¡Feliz Día del Padre!! – Carajitos del Profesor

Carajitos del Profesor. Feliz Día del Padre

Carajitos del Profesor. Feliz Día del Padre

Deseamos a todos los padres un día especial y a todos los Pepes, Pepas y Pepitas, Josefas y Josefinas, un maravilloso día de San José. Os esperamos en la confitería, ¡Animadles el día con una deliciosa tarta o alguna galleta especial que Carmen elaborará con gran maestría, como siempre!

Especial recuerdo merece, como no podía ser de otra forma, nuestro bisabuelo Pepín el Profesor, director de la banda de música de Salas allá por los años 20, gracias a él muchos niños y no tan niños descubrieron para qué servía un pentagrama y cómo seguir el ritmo.

Otro Pepito especial fue el marido de Blanquita la maestra, esta pareja pasó muchas tardes cortejando en el café y nuestra hermana Carmen actuó como damita de honor en su boda, eso sí, vestida de asturiana.

Y recordamos también a Dª Pepita, quizá la mejor maestra que ha pasado por el colegio de Salas, suena exagerado ¿verdad? Pero puedo aseguraros que no lo es. Fue nuestra maestra de 5º de E.G.B. y cómo nos hubiese gustado que fuese nuestra maestra en todos los cursos.

El Rinconín gastro: Si os apetece probar el hígado con patatinas más rico del mundo solo tenéis que acercaros al Puente de San Martín a Casa El Tocho, donde una camarera muy simpática  os servirá comida casera y sencilla de la de toda la vida.  Si vais un domingo es mejor reservar.

Anuncios

Día de la Mujer Trabajadora.

Mañana sábado se celebra el Día de la Mujer Trabajadora.

Hoy vamos a rendir nuestro pequeño homenaje a dos mujeres especiales. Curiosamente ambas comparten el bonito nombre de Amelia.

Empezaremos por una maestra. Una mujer que allá por los años 40 iniciaría su andadura docente impartiendo clase, desplazándose a remotísimos pueblos cuando las carreteras eran apenas un camino intransitable, cuando casi nadie tenía coche, ella se llamaba Amelia, conocida por todos como Amelita.

Era una habitual de la Casa del Profesor, adonde iba para tomar un café mientras fumaba un cigarrillo, imaginaros: independiente económicamente, rubia como Jean Harlow, fumando cigarrillos, y encima se había comprado un coche, creo que un Seiscientos, una mujer moderna donde las haya. Conservó una salud de hierro hasta sus noventa años, salía a pasear a un ritmo que ya quisiéramos muchos cuarentones, y siempre la recordaremos contándonos entrañables anécdotas de Falín y del Café,  donde muchas veces se lanzaba y tocaba el piano con aquel ímpetu suyo tan característico.

La otra Amelia es una de nuestras más queridas clientas, fiel al bizcocho de frutas. Mujer  menuda y silenciosa, pero no por ello con una fuerza y coraje menores, todo lo contrario, es una mujer que es ejemplo de trabajo duro, de honradez… Amelia, viuda de Millán, la vemos por Salas a diario, siempre centrada en sus quehaceres, a veces de paseo con una preciosa nieta. Amelia, te deseamos un feliz día de la mujer trabajadora.

Imagen