Costumbres de Pascuas

La Pascua es una de las celebraciones más importantes para varios pueblos y culturas de la humanidad porque constituye una maravillosa conjunción de ritos, cultura, creencias y leyendas del imaginario colectivo. El verdadero origen de la Pascua se remonta al año 1513 antes de Cristo, cuando el pueblo judío emprendió su éxodo desde Egipto hacia la Tierra Prometida. Se celebraba cada año, como recordatorio de la liberación del pueblo hebreo.


Por su parte, para los cristianos, la Pascua es la fiesta instruida en memoria de la resurrección de Cristo. El registro bíblico dice que la noche anterior a su muerte, Jesús se reunió con sus discípulos para celebrar la Pascua judía. Posteriormente, instituyó lo que se conoce como la “Cena del Señor”, que debía celebrarse una vez al año para rememorar la muerte de Cristo.

La última cena
Huevos de Pascua
Sin duda, de todas las costumbres pascuales, la más popular es la de los huevos de Pascua. Durante mucho tiempo, estuvo prohibido comer en Cuaresma; no solo carne, sino también huevos. Por eso, el día de Pascua la gente corría a bendecir grandes cantidades de ellos, para comerlos en familia y distribuirlos como regalo a vecinos y amigos.


Dulces costumbres
En los Carajitos del Profesor estamos ya cargando el ramo para este domingo tan especial, pero con nuestros dulces Carajitos. ¡A los padrinos les encanta!

la foto 2
Y hablando de dulces, en Asturias es absolutamente imprescindible nombrar al moroñuelo, bollo dulce, delicioso, que en tiempo de Pascua las madrinas y padrinos regalaban a sus ahijados, el famoso “bollo”, como lo denominamos aquí en Salas, “pegarata”, en otras zonas…

la foto 1
Y nadie lo prepara con tanto mimo como nosotras lo hacemos en los Carajitos del Profesor. ¿A qué estás esperando? ¡Reserva el tuyo que nos los quitan de las manos! Felices Pascuas a todos 🙂