Recuerdo a Agustín

Recuerdo a Agustín

Un día llegó un cliente y comentó a Falín que ya era hora de que cambiase aquel diván rojo y desfondado. Falín respondió que lo cambiaría el día que Agustín y Julia se casaran, ya que la causa de aquel diván desfondado eran, según Falín, las horas y horas que aquellos novios se pasaban allí sentados “cortejando”. Por fin, un día Agustín se presentó en el café y le comunicó a Falín que ya podía ir cambiando el diván, ya que él y Julia se casarían muy pronto. Y así fue. Se casaron y vivieron felices en Salas.
Este es nuestro pequeño recuerdo hacia Agustín, que falleció hace unas semanas. Había cumplido 95 años, era primo de Falín, y nació el mismo año en que se fundó la Casa del Profesor. Era un hombre de clara inteligencia y discreción. Siempre lo recordaré tras el mostrador en su carnicería, atendiendo en silencio a todas las mujeres de Salas, mientras Julia entraba, salía y andaba por allí charlando con las clientas.

Reyes De Aspe Llavona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s